León Ferrari, un ateo ejemplar. Por Christian Sida-Valenzuela, columna: ¡Reborujo!

León Ferrari, un ateo ejemplar.

Por Christian Sida-Valenzuela,

Columna: ¡Reborujo!

19 de agosto, 2013.

El año pasado el festival que dirijo, el Vancouver Latin American Film Festival, tuvo el honor de recibir a Argentina como el país invitado de nuestra décima edición. Dentro de la muestra que realizamos incluimos una muestra de los trabajos como guionista del gran escritor cinematográfico y comisario de exposiciones de arte, Andrés Duprat. Andrés visitó Vancouver para presentar 4 cintas de las que fue guionista, ”El Artista”, ”El Hombre de al Lado”, ”Querida voy a comprar cigarrillos y vuelvo” & ”Civilización”.

Mediante Andrés tuve la oportunidad de acercarme al trabajo del gran artista argentino, León Ferrari, quien hace solo un par de semanas falleció. Andrés fue el curador de cabecera de las últimas exposiciones de Ferrari y fue él quien hizo la curaduría de la última exposición con Ferrari en vida, titulada ”Taller Ferrari”, realizada en el Centro Cultural Haroldo Conti, lugar donde en la época de la dictadura argentina funcionaba como cárcel y donde el hijo de Ferrari estuvo detenido y hoy sigue desaparecido.

Para quienes no conozcan la obra de Ferrari, podría decirse de entrada (si los premios validaran a un artista) que ganó el León de Oro de la Bienal de Venecia y que The New York Times lo nombró como uno de los artistas vivos más importantes del mundo. Para acercarse a su obra más reciente y simbólica, es importante ver el documental “Civilización” (del director Rubén Guzmán y del guionista Andrés Duprat), el cual nos lleva, además de conocer a Ferrari y su trabajo, a ser testigos de esas cosas injustificables pero justificadas solo en nombre de la religión: en 2004, un grupo de católicos fanáticos irrumpió en el Centro Cultural Recoleta, donde Ferrari estaba exponiendo y destrozó algunas de sus obras. Era una retrospectiva, que incluía el clásico Cristo crucificado sobre un avión de guerra norteamericano. Después del incidente bárbaro, el gobierno multó con una fuerte cantidad económica a los fanáticos (cualquier obra de Ferrari se valúa en muchísimo dinero) y Ferrari, en una de sus obras más elegantes, pidió al juez que ese dinero se donara a la liga de los derechos de los homosexuales de la Argentina; los católicos no tomaron nada bien esa petición.

324420

Hoy ese evento es más significativo, Francisco, el papa actual y en ese momento el Cardenal Bergoglio de Buenos Aires, convocó a los creyentes a un día de ayuno y oración en contra de esa ”blasfemia”.

El día que nombraron a Bergoglio Papa, Ferrari brindó con champagne.

Dice Nietzsche que todo estaría permitido si Dios no existiese; Saramago dice precisamente por causa y en nombre de Dios es por lo que se ha permitido y justificado todo, principalmente lo peor.

Ferrari, un ateo ejemplar, como mencionó el periódico Página 12 después de su muerte, confirmaba con su vida y obra lo que José Saramago escribía.

Salud por Ferrari.

FUENTE: EL SIGLO DE DURANGO

LINK A LA NOTA Y PUBLICACIÓN ORIGINAL: http://www.elsiglodedurango.com.mx/noticia/456241.reborujo-.html

324419

  

Christian Sida-Valenzuela  es originario de Durango, México.

Artista visual, periodista y programador de festivales y muestras de cine.

Actualmente es director del Vancouver Latin American Film Festival. y  Director adjunto  en el Festival del Nuevo Cine Mexicano de Durango

Sigue a Christian Sida-Valenzuela en redes sociales

Facebook: https://www.facebook.com/christiansida

Twitter: @ChristianSida

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s